Estudiantes de Azirumarca, expertos en ahorro de agua

Los Tiempos/Jessica Vargas

Sarai está en quinto de primaria de la unidad educativa Octavio Campero y ayer presentó una maqueta y ayudada de una jeringa simuló la caída del agua sobre un tinglado y explicó cómo funciona el sistema de “cosecha” de lluvia que se instaló en su escuela.

Demostró lo que conoce a la perfección. En tanto, Eduard Cárdenas, de kínder, aprendió a purificar y aprovechar este líquido a través de talleres en la escuela.

La unidad educativa está más allá de Albarrancho, en el sur de la ciudad. El agua se reutiliza para regar las plantas frutales que siembran los alumnos y el pequeño vivero -hecho con botellas recicladas-. Los estudiantes reciclan el líquido de las piletas del baño.

En Cochabamba, sólo el 54 por ciento de la población tiene agua potable. El abastecimiento en la zona sud es el más deficiente.

Para el director José Miguel Castro, la reutilización y la “cosecha” son un alivio a la falta del líquido elemento en la escuela, ya que cubrir el costo para la compra de agua de cisterna es insostenible.

“Se ha hecho posible la recuperación del agua, había tanto que desperdiciábamos y que no teníamos,  se ha reactivado nuestro vivero y hay agua para el uso de los niños”, dijo.

De las cuatro piletas de primaria se reutilizan 140.000 litros de agua durante una gestión educativa, es decir, 200 días.

El patio interior de la escuela es un campo verde de cultivos. Los niños de Azirumarca ya cosecharon cebolla, brócoli, repollo, remolacha y papa, uno de los cursos se organizó para la comercialización.

En la “Feria productiva del agua” mostraron su cosecha y el aprendizaje. “Aquí están las plantas y necesitan agua, nosotros también necesitamos agua y tenemos que ahorrar, no debemos estar en la ducha mucho tiempo porque el agua se desperdicia”, explicó  Lia Coca del curso Segundo B.

En secundaria, los jóvenes replicaron “con palo y picota” el segundo sistema de tratamiento de aguas grises, rústico pero útil. Con sólo 300 estudiantes en dos días se llena un tanque de 1.000 litros. En esto han participado padres, profesores y estudiantes.

EDUCACIÓN EN AHORRO DEL AGUA

Potencial de reutilización

Con sólo 630 estudiantes la escuela Octavio Campero ahorra 700 litros de cada metro cúbico de agua que sale de los grifos.

El director José Miguel Castro instó a implementar el sistema en escuelas  de la ciudad que tienen mayor alumnado. “Esta es la semillita, nosotros las autoridades somos pasajeras, la intención es transformar el presente de los niños”, dijo.

Hidroponía

Los jóvenes del colegio Campero innovaron en la siembra con la técnica de hidroponía, investigada por la Facultad de Agronomía  de la UMSS.

Joel Flores es uno de los estudiantes que además aprendió a instalar el sistema de tratamiento de aguas.

EN COCHABAMBA LLUEVE MENOS Y SE DEBE AHORRAR

Según un estudio de la Universidad Católica Boliviana, en Cochabamba las lluvias acumulan 468 milímetros, en La Paz unos 550 y en Santa Cruz 1.200.

La representante de Swisscontact, Carola Ortuño, señaló que este nivel es muy bajo, por lo que, es importante el empleo de iniciativas como la “cosecha” de lluvia.

Cada tanque de la escuela Octavio Campero permite colectar 52 metros cúbicos o 52.000 litros. Al emplear esta técnica los padres de familia también pueden concientizarse. “Es un medio de transferencia de conocimientos, toda la gente que participa se sensibiliza”, dijo Ortuño.

Actualmente, la Red SOS Agua Cochabamba trabaja en cuatro unidades educativas del sur para implementar estos sistemas.

EL CUIDADO DEL AGUA SE REPLICA EN LAS FAMILIAS

Además de los alumnos, los padres de familia también aprendieron las técnicas de cuidado del agua a través de la concientización que hacen los niños en sus hogares.

“En la casa los niños nos dicen no dejes la pila abierta, no gastes porque el agua se va a acabar”, dijo la  representante del Comité de Padres, Lola Bascopé.

“El ahorro del agua y todo la temática se ha impartido en la curricula de todos los cursos,  esto es parte de su educación”, explicó el director José Miguel Castro.

En secundaria, se instalaron los primeros campos de siembra para regar con el agua que ahorran.

“En lenguaje se han hecho cuentos con el tema del agua y en física evalúan la caída de los sistemas de riego, de bombas”, dijo la representante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s